Cómo cuidar las joyas


Aunque la plata es un metal noble mantenla alejada de productos cosméticos o químicos y evita rozar las joyas y sus piedras.
Guarda, siempre que no uses tu ikimajoyas, en un lugar seco y cerrado.

Para limpiar la joya es aconsejable preparar una “crema” muy densa de bicarbonato con algunas gotas de agua y frotar suavemente con un cepillo. Enjuagar bien bajo el agua y secar con papel higiénico. Este simple remedio le quita la oxidación y le devolverá el brillo perdido.

En la duración y estado de la joya influye mucho el PH de la piel que, en algunos casos, puede hacer que la oscurezca con mayor rapidez.

¡Lleva tus ikimajoyas a diario y que sigan brillando contigo!

ikimajoyas_logo_completo